Inicio, Noticias, Legislativas, Capacitaciones, TGD y Autismo, CONADIS, Notas

viernes, 11 de abril de 2014

Una proteína humana podría desencadenar la enfermedad de Parkinson


Investigadores del Hospital del Vall d'Hebrón de Barcelona, han descubierto que una proteína humana presente en personas fallecidas con enfermedad de Parkinson inicia y extiende en ratones y primates el proceso neurodegenerativo que tipifica esta enfermedad.



El hallazgo, en el que también han participado científicos de las universidades de Navarra, Valencia y Burdeos, abre la puerta a detener la progresión y extensión de la enfermedad de Parkinson. El hallazgo proporciona nuevas pistas sobre el inicio y progresión de la enfermedad del Parkinson. Según ha informado este martes el Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR), que ha liderado la investigación, el descubrimiento ha sido posible gracias a que los investigadores extrajeron agregados de la proteína 'a-sinucleína' de cerebros de pacientes fallecidos con la enfermedad de Parkinson para inyectarlos en el cerebro de roedores y primates.
Cuatro meses después de la inyección en ratones, y nueve meses después de la inyección en monos, estos animales empezaron a presentar síntomas de párkinson. El hallazgo, publicado en la revista Annals of Neurology, permitirá desarrollar nuevos tratamientos para detener la progresión de la enfermedad de Parkinson, dirigidos a bloquear la expresión, la conversión patológica y la transmisión de esta proteína. Estudios recientes habían demostrado que formas sintéticas de 'a-sinucleína' son tóxicas para las neuronas, tanto 'in vitro' (cultivos celulares) como 'in vivo' (ratones), y que pueden propagarse de una célula a otra. Sin embargo, hasta ahora se desconocía si la capacidad patógena de esta proteína sintética podía hacerse extensiva a la proteína patológica humana que se encuentra en los pacientes con Parkinson y, por lo tanto, si era relevante para la enfermedad en humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario