Inicio, Noticias, Legislativas, Capacitaciones, TGD y Autismo, CONADIS, Notas

domingo, 22 de marzo de 2015

El Programa Nacional de Hipoacusia realizó el implante coclear número 100


En el marco del Programa Nacional de Detección Temprana de la Hipoacusia, resultó exitosa la cirugía de implante coclear para el paciente número 100 de la iniciativa, un niño de tres años que sufría de hipoacusia neurosensorial profunda bilateral. De este modo, en un mes, y a partir del encendido del aparato, podrá escuchar por primera vez.

La intervención se realizó en el Hospital Néstor Kirchner de Florencio Varela y estuvo a cargo del cirujano Daniel Pérez Gramajo y del otorrinolaringólogo Aldo Yanco, representante del programa que depende del Ministerio de Salud de la Nación.
"Con Thiago ya son cien los chicos que hemos rescatado del silencio y de la dificultad para relacionarse con los otros", dijo el ministro, quien añadió que "el programa garantiza que los niños con hipoacusia sean estudiados, diagnosticados, tratados y de ser necesario, reciban audífonos o un implante que les permita recuperar la audición".
Hasta no hace mucho el destino de estos chicos era estar en desventaja o directamente la marginación, y con esta acción hemos derribado el muro del silencio generando igualdad de oportunidades y más inclusión social.

"La operación fue sin inconvenientes. Se hicieron las pruebas electrónicas para comprobar que el aparato está bien colocando y funcionando bien en el medio biológico", describió Yanco. "El niño nació con sordera por causa desconocida, por eso es tan importante la pesquisa neonatal que se implementó por ley para hacerla a todos los chicos y no sólo a los que tienen altas probabilidades de tener algún problema auditivo. La mitad de los niños que nacen con hipoacusia no tienen ningún antecedente", explicó Yanco.
El procedimiento quirúrgico que se le practicó al niño consiste en introducir un dispositivo electrónico en el oído interno que estimula el nervio auditivo y se activa a través de un aparato colocado fuera del oído. Cuanto más rápida se hace la detección de la hipoacusia y la posterior operación, son mayores las posibilidades de desarrollar de manera temprana el lenguaje.
En Argentina la hipoacusia, que implica la pérdida parcial o total de la audición afecta a entre 700 y 2100 niños al año. El Programa Nacional de Detección Temprana de Hipoacusia creado en 2010 fomenta el diagnóstico oportuno de esta enfermedad durante el primer año de vida, el tamizaje, la detección temprana, la intervención con audífonos o implantes gratuitos para niños que no posean ningún tipo de cobertura social y la rehabilitación como parte de un proceso encaminado hacia una mejor salud auditiva.
Además de la entrega de audífonos e implantes cocleares a los pacientes, el programa otorga aparato otoemisores a hospitales públicos para detectar la sordera en los recién nacidos.


Fuente: El Cisne

No hay comentarios:

Publicar un comentario